"El lado humano del software"

El insomnio, mal endémico de programadores

Es una pesadilla, pero una pesadilla real. El insomnio es un mal endémico que afecta especialmente a la comunidad de programadores. Lo increíble que es un mal que se oculta por vergüenza o riesgo de parecer poco estable mentalmente.

Si programas, tienes más de 40 años y duermes bien considérate un auténtico privilegiado. Si tienes menos edad que sepas que vas a esa tendencia de forma clara e inequívoca. Siempre que se habla de cualquier mal, hay alguien que dice que a él no le sucede. Las excepciones confirman la regla.

Las causas que lo originan pueden ser las mismas que el resto de los mortales, preocupaciones, estrés, malestar físico, etc. Pero el sector padece de un par de causas que lo potencian especialmente, las largas jornadas de inmovilidad física y la peor de todas: exprimir el cerebro en demasía.

Para combatir la inmovilidad física haremos este truco explicado aquí, es éxito asegurado.

El desgaste mental es más complicado. Trabajar todo el día ejercitando la mente tiene un problema serio, y es que esta se acostumbra a pensar y pensar, y luego al llegar la noche sigue en la misma tónica por inercia.

La mente pese a que es muy distinta a un músculo sigue un patrón parecido. Los deportistas de alta competición, cuando no hacen deporte, sienten una especie de ansiedad física. Lo mismo sucede con el cerebro. Después de una semana infernal creando o modificando ese endemoniado código el esfuerzo pasa factura. En un músculo el esfuerzo se traduce en agarrotamiento, calambres, tirones, etc., en la mente es depresión, ansiedad, insomnio.

No puedes estar rindiendo mentalmente al 100% todos los días, como no puedes estar físicamente al 100% todos los días.

¿Remedios? Puedes buscar mucho sobre el insomnio en la red, yo te hablaré lo que respecta a nuestra profesión.

Debes limitar al día el tiempo que pasas haciendo pensamientos profundos. Debes al menos un día a la semana evitar tareas puramente intelectuales y realizar más tareas socializadoras y de actividades físicas. Debes evitar programar y realizar pensamientos complejos 4 horas antes de irte a dormir. En resumen, enseña al cerebro a desconectar.

No hay magia, hablan de contar a la inversa de 3 en 3 o de mil historias que no te van a servir, puesto que un programador lo que menos necesita es hacer algo mental para dormir

Hay dos tipos de insomnio: cuando nos acostamos o los despertares nocturnos. La reventada al día siguiente será tremenda, tener sueño mientras programas es… horrible… ¿café? ¿té quizás?

Quedarse en la cama dando vueltas y vueltas es lo peor que hay, mejor ver un documental aburrido o poner ruido o música monótona.

He oído a los psicólogos que lo mejor para esos momentos de insomnio es no luchar con los pensamientos, pues seguirán viniendo, que hay que dejarlos ir.

Por el contrario, en mi aspecto personal yo he encontrado un pensamiento que me es efectivo. Algún amigo psicólogo me ha dicho que no es del todo bueno pues implica en el fondo negatividad, pero es el que me funciona y sinceramente cuando me beneficia ¡tan malo no debe ser! Cuando no logro dormir pienso: “me importa toda una real mierda, todo me es indiferente”. Y así lo interiorizo. Ese es el que me funciona, con ese pensamiento, todo parece dejar de tener importancia.

¿Cuál te funciona a ti?

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Compartir
+1
Pin