"El lado humano del software"

El buen barbero se centra un poco en todo

Dedicar muchísimo tiempo al estudio y aprendiaje técnico no siempre merece tanto la pena como nos venden. Si el planteamiento no es el adecuado condiciona nuestra mente y en cierto modo nos aleja de la realidad. ¿Es bueno tener una mente centrada en la lógica para hacer software?

Los programas son lógica pura, la respuesta debería ser que es beneficioso porque si no apaga el bit y vámonos… Ok nos tomamos una copita de vino o un buen Ron y nos vamos a bailar electro latino.

Tras el artículo del otro día de programadores raritos, tocan algunas reflexiones. Es una contradicción, si te centras en aprender muchas cosas lógicas ¡cuidado! tu mente y tiempos son limitados, lo más probable es que acabes perdiendo habilidades sociales imprescindibles.

Los que tengan inteligencia emocional, sepan callar (el típico cargo intermedio reservado es de este estilo), decir medias verdades y explotar hasta el infinito sus “rollos técnicos”  llegaran más lejos.

¿A qué me refiero con rollos técnicos? Es explotar un conocimiento superficial de las materias, usar abundantemente palabras técnicas y una forma de hablar pausada que parezca pedagógica para aparentar un alto conocimiento y seguridad. Un auténtico técnico se fija más en el fondo y menos en las apariencias, lo que le hace competir en desventaja.

Combinar la lógica con las habilidades sociales son un par de buenos cestos

El buen programador friki en su inteligencia tiene capacidad de abstracción y buscará soluciones universales, intentando implementar algoritmos que resuelvan de una forma genérica los problemas para producir código de calidad y de buen mantenimiento. Las prisas, que es lo habitual, es enemiga de la abstracción, por lo que el buen programador sufrirá una rampa empinada en su contra que el astuto no tendrá pues irá más a las apariencias con quien debe y a los temas funcionales. Normalmente, quien se queda bien asentado en un puesto laboral, es quien entiende funcionalmente el negocio, es una carrera a largo plazo.

El programador astuto y con un conocimiento infinitamente menor, pero que se fija más en la lógica de negocio y los entresijos de la empresa, llegará más lejos.

El buen programador querrá conocer muy bien su lenguaje de programación principal, pero el cliente paga, es él quien decide las tecnologías, vamos a lo que nos toque… “al final gana el que tiene la mente flexible y sabe sortear la situación”. (en la foto programador experto de C++ ha salido de fiesta loca: le acaban de decir que su próximo proyecto va en COBOL)

Hay cuestiones más importantes que la mente lógica provocada por matarte a estudiar/practicar todo tipo de entornos, entre ellas la profesionalidad, la capacidad de tener la estabilidad psicológica para soportar la presión, la capacidad de concentración y sobre todo la astucia. Pero astucia tiene connotaciones negativas, de modo que prefiero usar en su lugar la palabra ser prácticos.

Ser prácticos no es sólo con respecto a las personas, es también con la técnica. Infinidad de veces he sorteado un inconveniente de difícil solución, simplemente cambiando un poquito algún elemento en su forma de uso, que no en el fondo funcional. Es la solución más rentable y no pasa necesariamente por la técnica ni matarse estudiando el comportamiento de alguna nueva cosa que lo solucione. Precisamente uno de los problemas de las empresas muy grandes y estructuradas es la separación departamental. Se deciden la formas en la que se deben hacer las aplicaciones y ante un problema técnico no se pueden modificar ni un poquito. Esta falta de flexibilidad provoca pérdidas de tiempo al programador que no conducen a nada.

El problema es que a veces tenemos la sensación de que no podemos con todo, estar al día en la técnica y todo lo demás parece duro. El secreto es priorizar, y la técnica, aunque importante, no es lo primero.

En ningún momento estoy diciendo que no hay que saber varios lenguajes de programación (al menos 2) y estar al día, pero no nos obsesionemos, todo en su punto intermedio. Si quieres progresar hay otras materias que no están sólo en el software.

¿Y si para ti es inevitable ser un friki? Entonces explota ese lado y potencia el saberte vender como tal, hay empresas que ante problemas de difícil resolución recurren a este tipo de perfiles, aunque aviso, sólo en la técnica no vas a llegar a escalar mucho.

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Compartir
+1
Pin