Warning: Declaration of TCB_Menu_Walker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/wuaup172/public_html/wp-content/plugins/thrive-leads/tcb/inc/classes/class-tcb-menu-walker.php on line 0
La verdadera razón por la que no se admite el teletrabajo
"El lado humano del software"

La verdadera razón por la que no se admite el teletrabajo

No voy a entrar en las ventajas/desventajas del teletrabajo en general, es un tema «trillado». Sin duda lo mejor es una mezcla entre teletrabajo y presencial, asistiendo a la oficina en los periodos de definición de productos o cuando se necesite.

El teletrabajo es factible, y más en el sector en el que nos encontramos, no incrementa costes y es posible en casi cualquier ubicación; sin embargo, la mayoría de empresas se aferran en negar esta posibilidad excepto si se realiza en horas extra no renumeradas.

El trabajo se mide erróneamente por el hecho presencial y no por la productividad, pero ¿por qué?

Hay muchas explicaciones, pero vamos al grano: por las mismas circunstancias que los externos son externos

Los responsables en las empresas son funcionales y no entienden del mundo técnico. No pueden determinar si estas esforzándote o no, valorándose principalmente del acto presencial, lo que comúnmente se llama calentar la silla.

Es un problema de falta de formación y de confianza. Si crees que un empleado es vago, ¡ es mejor que lo despidas !

De modo que ¿la falta de formación hace que no tengamos teletrabajo?

¡NO! Si fuera sólo por esto, el enorme ahorro haría que las empresas situaran responsables técnicos de supervisión.

La verdadera razón es porque con el teletrabajo se hace más difícil aplicar las clásicas estrategias de hostigamiento y manipulación.

Ahora bien, seamos realistas, estando el sector como está, en el que la culpa suele ser del externo, ¿nos conviene?  Mientras que las empresas no cambien de mentalidad, no. Pasaríamos jornadas de trabajo al estilo de los autónomos, infinitas y sin fines de semana. Ya que como no pueden valorarnos, seriamos para ellos unos vagos eternos.

El resultado el de siempre: solemos llegar antes que los responsables a la oficina, al medio día libramos menos tiempo, y finalmente por la tarde tenemos que quedarnos porque los responsables no se marchan al llegar más tarde por las mañanas.

A todo esto, hay que sumar el tiempo de más por el transporte, de no tener plaza de garaje, pillar horas punta, etc., que el responsable se ahorra con su plaza de garaje asignada y sus horarios erráticos.

 

En resumen, no haces teletrabajo por lo de siempre: porque con el mismo es más difícil que te manipulen, y si pudieras mientras no cambien de mentalidad no lo hagas.

Eso es todo. Simple y no por ello patético.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.